¿Alguna circunstancia te dejó fuera de la competencia?

Alguna vez sentiste que por culpa de un incidente tus sueños se terminaron? Muchas veces nos rendimos con facilidad ante las circunstancias de la vida y pensamos que no hay otra salida que rendirse. Sin embargo, esos son los momentos en donde debemos buscar de Dios con más ahínco y ver más allá de nuestra derrota. Una historia que te inspirará es la del jugador colombiano Frank Fabra Palacios.

Él estaba seleccionado para participar junto a su equipo en el Mundial de Rusia 2018. Sin embargo, poco antes de que este evento deportivo comenzara, sufrió una lesión. Fabra tuvo una ruptura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, la cual le imposibilitó de jugar fútbol, y por consiguiente, de ir a la Copa Mundial.



En su cuenta de Instagramafirmó que se sentía dolido por no poder participar de su sueño de ir al Mundial, pero a la misma vez afirmó: “…tengo una FE poderosa, un Dios que cada vez me hace sentir feliz y orgulloso, ese mismo Dios que me levantará por que vengo de ese pueblo donde somos echados pa’lante desde que nacemos.” En lugar de sentir que su carrera y su anhelo de participar del Mundial, aseguró que “EL SUEÑO NO SE ACABA POR QUE DIOS ES MI GUIA Y MI CAMINO”

Al igual que este jugador, debemos aprender a no rendirnos ante nuestros sueños y, en cambio, buscar soluciones que nos permitan recuperarnos de nuestras caídas y aferrarnos de la mano de Dios. Ya que con él, lo podemos todo y sin él, no tenemos nada.

“Una palabra final: sean fuertes en el Señor y en su gran poder.”
Efesios 6:10 (NTV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *