Él está pendiente de ti

“El Señor es quien te cuida; el Señor es quien te protege, quien está junto a ti para ayudarte.” Salmos 121:5. (DHH)

Dios es un padre tierno y compasivo, que siempre está pendiente de cada uno de nosotros sus hijos. Si Él cuida y alimenta a las aves, ¿acaso no somos para el Señor mucho más valiosos que ellas? Definitivamente su amor, por cuidarnos y estar pendiente de nuestras necesidades, es maravilloso.


Que nada ni nadie te haga dudar del cuidado especial que Dios tiene por ti. Él es quien está contigo, quien te libra de todo mal y protege tu vida. Estas en presencia y compañía de un Dios detallista. La Biblia dice:

“He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia.” Salmo 33:18.


Puede que en este momento estés enfrentando situaciones dolorosas y complicadas. Quizás tengas muchas preguntas o cuestionamientos sobre la vida, pero en medio de todo eso debes saber que Dios va a cuidar siempre de ti. “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.” Josué 1:5.

El Señor nos dice que no nos preocupemos por nada, que no estemos afanados por lo que habremos de comer o vestir sino que confiemos en Él, porque su protección y provisión no faltará. Recuerda que Dios es nuestro padre y no hay cosas imposibles para él. Ten fe y abrirá las puertas de bendiciones para ti.



Este día te animo a poner en práctica esta palabra y espero que la tengas presente todos los días. “No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.” Filipenses 4:6 (NTV)

Dios siempre estará contigo proveyendo para tus necesidades, no sólo físicas sino también aquellas referentes al amor, paz, compañía y consuelo. ¡Confía en Él!


Oremos:

“Amado Señor, gracias por cuidarme y estar siempre pendiente de mí. Pongo delante de ti todas mis preocupaciones, problemas y necesidades para que hagas tu voluntad en ellas. Confió en tu poder y recibo tu paz en esta hora. Gracias por escucharme y estar a mi lado, Amén.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *