Un buen líder

Josué fue inicialmente el asistente de Moisés, luego se convirtió en líder de Israel con la única misión de conquistar la tierra prometida y lo logró. ¿Cuál fue su secreto para obtener la victoria en cada batalla?

Josué 24:31 dice: “Y sirvió Israel a Jehová todo el tiempo de Josué, y todo el tiempo de los ancianos que sobrevivieron a Josué y que sabían todas las obras que Jehová había hecho por Israel.” Versión Reina-Valera 1960


El éxito real no estaba en las batallas ganadas o en los muros derribados, sino en haber entendido la importancia de servir y obedecer a Dios en todo lo que Él mandaba. La conquista de la tierra prometida fue una consecuencia a esa actitud.

Hoy en día recordamos a Josué como ejemplo de liderazgo y fidelidad, pero su mayor legado fue la consagración del pueblo de Dios a través de su ejemplo.

Sin embargo, no todo fue fácil desde el principio. Recordemos a los 12 espías que Moisés envió a explorar la tierra de Canaán. De ese grupo sólo Josué y Caleb dieron un informe favorable ya que la tierra que Dios les había prometido era increíblemente buena, pero los 10 restantes desmotivaron al pueblo.



Como sabemos, al final Israel decidió creer más a los 10 espías negativos e incluso trataron de apedrear a los que estaban a favor de Josué y Caleb, por esa razón Dios decidió castigarlos haciendo que dieran vueltas en el desierto por 40 años.

No hay duda de que un líder puede motivar o desmotivar, levantar o derribar, impulsar o retrasar, multiplicar o dividir a un grupo.

Todos en algún momento nos convertiremos en la guía de alguien más: padres, maestros, jefes en una empresa, directores de algún proyecto, líderes de ministerio, pastores, soldados con rango e incluso siempre hay uno que sobre sale en un grupo de amigos. El detalle está en la actitud que vayamos a tomar en ese momento: con nuestras palabras podríamos destruir a las personas que nos rodean o podríamos levantarlas e impulsarlas hacia adelante.

¿Recuerdas cuál fue el éxito del liderazgo de Josué?, imita esa actitud y verás frutos de victoria en tu vida.


Josué 24:15 dice: “… pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” Versión Reina-Valera 1960

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *